Categorías
Trucos

¿Tú móvil no carga? ¡Te explicamos por qué!

¿Qué ocurre cuando este procedimiento en algún momento comienza a fallar y el equipo no carga?

Los equipos móviles en la actualidad son uno de los medios más importantes que tenemos las personas para poder comunicarnos, entretenernos y por supuesto trabajar; por ende no es de extrañarse que con tantos usos, una de las actividades que más se realizan con nuestro móvil es cargar su batería.

Dependiendo de la demanda que le demos al equipo y de la capacidad de carga que este posea, en promedio estará de una a tres veces al día conectado al cargador; nada problemático hasta ese punto.

Pero a veces ocurre que comenzamos a tener la necesidad de realizar el proceso más frecuentemente y con intervalos menores entre las cargas completas. Comenzamos a depender de los cargadores permanentemente, si no queremos que el equipo se apague y no enciende más, algo terrible estos días indudablemente.

Para la siguiente explicación empezaremos hablando desde los términos esenciales, ya que entendiendo el cómo funcionan las cosas normalmente es que podemos deducir qué es lo que puede hacer que un objeto deje de realizar sus labores de forma adecuada.

Así que sin decir más comenzamos.

La imprescindible historia de las baterías en los móviles

La evolución de las baterías de los equipos móviles no ha sido tan dramática como las cámaras integradas o aplicaciones de las videollamadas.

Su evolución ha sido constante pero menos llamativa, el cambio más radical ha sido pasar de las baterías extraíbles a las integradas.

baterías
https://pixabay.com/es/illustrations/bater%C3%ADa-los-iconos-3201720/

Hoy se reconoce al Motorola DynaTAC 8000X como el primer equipo móvil en salir al mercado. A pesar de tener un tamaño bastante grande en comparación a lo que se ve actualmente y de tener un precio exorbitante (casi 4 mil dólares), este causó una sensación. Aunque su única función era realizar llamadas, la batería solo tenía autonomía de 8 horas en “stand-by” o reposo y 1 hora en funcionamiento corrido y tardaba en cargarse 10, una verdadera locura.

La actualidad

Seguramente te parece descabellado pensar en tener tan poco tiempo de funcionamiento; pero en el año 1983 era toda una revolución, y este movimiento no se ha detenido al día de hoy.

Muy probablemente para la enorme batería de DynaTAC 8000X le sería imposible activar una cámara de un equipo móvil moderno por más de unos pocos segundos. Ahora imagínate si esto no hubiese evolucionado; pues sería imposible hablar de todas las funciones modernas de las que hoy hacemos goce.

En la actualidad las baterías están compuestas de litio; lo que en resumen implica que son más pequeñas, conservan más energía, cargan más rápido y duran más tiempo en funcionamiento; algo que es el común estándar de los equipos actuales.

Su capacidad actual se mide en miliamperios por hora o “mAh”; y describe básicamente la cantidad de carga que una batería entrega en una hora de funcionamiento; por lo que se suele asociar a que mayor sea el índice mejor el rendimiento.

Batería que no carga, posibles causas y soluciones

Para empezar a tratar el tema de lo que ocasiona a tu equipo no cargar; vamos a desde cubrir las situaciones aparentemente más elementales externas para luego involucrar elementos internos.

Causas externas para un móvil que no carga:

El tomacorriente no funciona

Para empezar las causas externas, hablamos de la que podría ser la menos probable de las situaciones que ocurren aunque igual posible. En ocasiones por fallas del servicio eléctrico en el lugar donde estés usando el tomacorriente este puede verse afectado o inhabilitado y no cargar el equipo; así que es esencial primero verificar si hay electricidad allí.

Puedes comprobarlo sencillamente conectando algún otro equipo, ya sea otro cargador o algún aparato eléctrico que no use adaptador; si no enciende puedes probar otro tomacorriente o revisarlo para repararlo. En caso de si encender puedes considerar las otras opciones externas a continuación.

Cable de cargador defectuoso

Actualmente los equipos móviles suelen funcionar con cables cargadores que tienen una conexión USB; eso les permite tanto conectarse al ordenador, como al adaptador que va al tomacorriente de la pared de tu hogar, oficina, etc.

Por lo tanto este cable es de suma importancia; sin embargo como cualquier cable, puede verse afectada su capacidad de transferir la energía eléctrica con el paso del tiempo; o si hay algún tipo de daño en su estructura. Por ejemplo una doblez muy marcada o peor, un corte incluso mínimo, puede causar que la energía deje de transmitirse y por ende ya no cargar tu móvil.

En primer lugar se recomienda revisar el estado físico del cable de punta a punta y notar si hay alguna abolladura o corte. En caso de no encontrar nada extraño puedes proceder probando el cable en otro equipo para revisar si este funciona; si certificas que la falla persiste puedes comenzar a considerar el cambiar el cable, adquiriendo uno nuevo. En el caso de que si funcione en otro equipo proseguimos a la siguiente causa probable.

Adaptador de corriente defectuoso

Teniendo entonces en cuenta que lo que nos está perturbando no es el cable; pasaremos a probar el adaptador de corriente, llamado coloquialmente “taco”. Esta es la principal herramienta para convertir la corriente pura que suele recorrer los tomacorrientes de cualquier lugar y que el móvil pueda procesarla adecuadamente.

La primera generación de equipos modernos de inicio de los años 00’s solían tener el adaptador de corriente alámbrico, es decir con su cable; actualmente suelen estar separados.

Para poder probarlo, toma tu cable del cargador ya verificado previamente y pide prestado otro adaptador; si este comienza a cargar tu móvil indudablemente es tu adaptador el que no funciona adecuadamente. En caso que desees verificarlo nuevamente puedes usar otro cable y otro móvil para probar tú adaptador; al estar defectuoso debería no cargar el otro equipo. En caso raro de que si funcione puedes considerar que el cable que estés usando y tu adaptador no sean compatibles.

La recomendación entonces es adquirir un nuevo “taco” preferiblemente en una tienda oficial de la compañía fabricante de tu equipo, al igual que el cable en caso de que este haya estado fallando igualmente. Al comprar en tienda oficial puedes asegurar la calidad del mismo; si no puedes hacerlo entonces procura una imitación de la mejor calidad, pero no recomendamos esto.

no carga
https://pixabay.com/es/illustrations/bater%C3%ADa-carga-completa-1688883/

Causas Internas para móvil que no carga:

Software que demanda mucha energía

La primera de las causas internas tiene relación con los programas o aplicaciones que tu móvil pueda tener instalado; que por la naturaleza de consumo de energía de las mismas esté impidiendo que el cargador realice su trabajo; por lo que es importante revisar el consumo. O lo realice a un ritmo inferior que a la misma demanda de energía.

Puedes acceder al menú de ajustes de tu móvil y en el apartado de “batería” podrás revisar el consumo de cada una de las aplicaciones que tengas instaladas.

Recomendamos en este caso si encuentras alguna app que este consumiendo en demasía tu batería, desinstalarla para evitar entonces que esta pueda dañarla.

En algunos casos las actualizaciones de sistema operativo puede no ser bien recibidas por algunos equipos; por lo que si la falla de batería ocurrió luego de una actualización te invitamos a dirigirte a servicio técnico para hacer un “downgrade” de tu equipo. Es decir, restaurar tu software a una versión que tu móvil si soporte adecuadamente.

Puerto de carga defectuoso

El puerto de carga es el espacio que tienen los móviles para conectarse a la electricidad que provee el cargador. Este tiene unos receptores finos que pueden dañarse por un contacto forzoso; o ensuciarse lo que ocasiona que este presente problemas y no cargar la batería.

De antemano te decimos que no recomendamos el intentar “limpiar, enderezar o revisar” el puerto si no posees conocimiento técnico especializado.

Si ya hemos verificado las causas externas mencionadas anteriormente, lo ideal es asistir a servicio técnico calificado en especial si el equipo está en garantía; sino de igual forma es una opción viable para descartar esta causa.

Batería defectuosa

Como mencionamos al inicio, las baterías han ido evolucionado tanto como los móviles; lo que las hace componentes bastante fiables para acompañar al equipo durante toda su vida útil.

Sin embargo, esto no exime que puedan verse afectadas por el uso excesivo; las temperaturas muy elevadas o el sumergimiento del equipo en algún líquido y por ende no cargar.

Tradicionalmente en los equipos que tienen baterías removibles podía verificarse el estado de la misma solo destapando la tapa trasera; en caso de estar defectuosa esta se hinchaba por lo que era notable el deterioro.

Actualmente mucho equipos no pueden ser destapados o la batería no puede removerse por lo que el chequeo visual no es posible.

Para esos casos puedes utilizar la aplicación llamada “Ampere”. Esta puede conseguirse en la Playstore de Google para Android y te permite verificar el estatus de la batería en muchos equipos móviles, muy útil en este caso.

Para iOS dentro del menú de ajustes hay un apartado para “batería”. Si entras allí el mismo equipo te señalará si la batería debe ser cambiada o no con un mensaje que dice «Puede que la batería del iPhone deba repararse«.

En cualquiera de los casos que se evidencie la afección de la batería en cuestión, la recomendación obligatoria es adquirir una; adicionalmente que si nuestro equipo es de batería no removible este tendría que ir a servicio técnico especializado para poder hacer el cambio.

De igual forma nuevamente señalamos que siempre va a ser mejor opción comprar los repuestos en las tiendas oficiales de la compañía fabricadora de su equipo; para poder tener el mayor índice de confiabilidad posible al mismo tiempo que calidad y duración.

La batería es el corazón de tu móvil

Ya ves entonces en donde reside la importancia de la salud de las baterías de nuestros móviles; además de aprender cuales son las posibles causas del mal funcionamiento de las mismas, mantenerlas lo mejor posible hará que nuestro equipo trabaje de manera eficiente por más tiempo. Por lo que te damos una seria de recomendaciones finales para ayudarte con el mantenimiento de la batería de tu móvil:

Evitar las temperaturas excesivas tanto altas como bajas

Por ejemplo que el sol no le dé directamente al equipo por mucho tiempo; o no dejarlo en el coche en caso de que el día sea muy caluroso ya que las baterías no son amigas de elevadas temperaturas.

Los lugares cerrados sirven como una especie de horno que afecta terriblemente a los móviles; de igual forma “enfriar” forzosamente el equipo tampoco es buena opción. Nada de excesos.

Evitar sumergir el equipo

A pesar de que existen equipos a prueba de agua, la mayoría no portan esta característica; por lo que sumergirlo puede provocar la falla de la batería, muy pendiente con esto.

No dejar que la batería se agote por completo por mucho tiempo

Las celdas suelen desgastarse y dejar de funcionar adecuadamente. Ya cuando el equipo anuncia que tiene batería baja es un buen momento para empezar a cargar.

Desconéctalo

Aunque actualmente los Smartphone tienen la capacidad de gestionar su carga al punto de que al llegar a 100% puede seguir conectado sin “sobrecargar” la batería; no recomendamos del todo permanecer conectado excesivamente al cargador.

Ya que en caso de haber alguna falla por exceso o baja de voltaje este puede verse afectado. Conéctalo lo necesario.

Listo, ya conoces entonces cuales son algunas de las causas y posibles soluciones que pueden servirte en caso de que estés atravesando dificultades con tu móvil; sigue las recomendaciones adicionales para prolongar la vida útil de tu batería y tu móvil y puedas disfrutarlo por mucho tiempo, esperamos haber sido de ayuda ¡mucho éxito!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.